Búsqueda jerárquica Búsqueda alfabética
Diccionario de Bienes Culturales

Término: Coat of arms

Coat of arms en
Escudo de armas gl
Escut d'armes ca

Definición

Campo, superficie o espacio de distintas formas en que se representan elementos heráldicos o blasones* de un Estado, población, familia, corporación, etc., o bien cifras o figuras. La variedad de formas tiene su origen en el desarrollo de la pieza defensiva dentro de la historia del armamento y después en los cambios del gusto estético. Los escudos del siglo XII tienen forma de almendra alargada a la que más tarde se recorta la parte superior, originando el modelo triangular alargado. En el XIII, su tamaño disminuye y, mientras en el área anglo-francesa se mantiene en forma apuntada, en la Europa mediterránea se redondea la parte inferior, originando el escudo en "U". En los siglos XIV y XV, se utilizó el escudo apuntado o de "plancha". A raíz del abandono del uso militar de esta arma, fueron apareciendo formas caprichosas puramente decorativas. Entre los siglos XVI y XIX, los escudos adoptaron formas acordes con las modas, quedando enmarcadas y desfiguradas sus formas por cartelas*, guirnaldas* y grutescos*. es

Nota de alcance

La heráldica surge como ciencia a raíz del nacimiento de la caballería y, con ella, el deseo de conocer al caballero a través del emblema que emplea en su escudo. Lo que el caballero hace pintar en su escudo se denominan "armas", comienza el uso de un lenguaje específico con la frase "trae por armas...". Al principio, el escudo era individual, propio del caballero en cuestión, aludiendo a una hazaña que ha realizado o a una empresa que se propone hacer: a ello se denomina "armas puras", siendo las que, posteriormente, originarán las del linaje. Era costumbre que el caballero que empezaba su carrera no decorara su escudo hasta realizar alguna hazaña, llevándolo limpio, a este emblema se le denominaba "armas blancas". A partir del siglo XIII, la caballería se aristocratiza: el escudo se convierte en hereditario y, por tanto, identifica a un linaje y no al caballero individual. La clase alta comienza a usar el escudo para decorar sus casas colocándolo, tallado en piedra, sobre el dintel* o el arco* de la puerta*. En los siglos XIV y XV se conoce un gran desarrollo de la heráldica, los escudos comienzan a ser descriptivos de la familia y, por tanto, a narrar las vicisitudes y alianzas de unas con otras. Comienzan a dividirse en partes para incluir las de otros linajes o para incorporar nuevos elementos diferenciadores. Durante los siglos XVI, XVII y XVII la simbología se va complicando, añadiéndose elementos descriptivos incluidos en el escudo como adornos exteriores al mismo: lambrequines*, yelmos* y coronas*, manteletes, banderas* y mantos, tenantes de fantásticas y quiméricas figuras, etc., propias de una decoración barroca. En el siglo XIX, aparece la heráldica como emblemática de las instituciones. El nuevo estado liberal trata de adoptar un emblema que lo identifique, independientemente del de su soberano: aparecerán los escudos estatales y el de sus diferentes circunscripciones (ciudades, municipios, provincias, etc.), además de otras instituciones públicas o privadas (universidades*, colegios profesionales, cuerpos militares, etc.). Ya en el siglo XX, se asiste a una excesiva mercantilización de la heráldica, convirtiéndola en "de apellidos". es

Referencias bibliográficas

[Calzada Echevarría, A. (2003), p. 309]
[García i Aranzueque, R. (2001), p. 75]
[Herrera Casado, A. y Ortiz García, A. (2001), pp. 9-15]
[Ochoa de Olza Eguiraun, E. y Ramos Aguirre, M. (1990), p. 42]
[Padilla Montoya, C.; Maicas Ramos, R. y Cabrera Bonet, P. (2002), p. 48]

Términos no descriptores

Escudo heráldico gl
Escut heràldic ca
Heraldic escutcheon en

Término genérico