Búsqueda jerárquica Búsqueda alfabética
Diccionario de Bienes Culturales

Término: Bridge (1)

Bridge (1) en
Pont (1) ca
Ponte (1) gl

Definición

Estructura de madera, piedra, ladrillo, hierro, acero, vidrio e, incluso, materiales orgánicos como el bambú, que salva la distancia entre dos puntos, así como los obstáculos naturales que los separan (desniveles topográficos, cursos fluviales, brazos de mar, etc.) o bien una vía por la que circulan otros vehículos o flujos, a la vez que es capaz de soportar unas cargas dinámicas en relación con su funcionalidad. Independientemente de la época o de los materiales, cada puente puede clasificarse según su tipología. Los cuatro tipos básicos son: puentes de viga*, en arco*, en ménsula* y colgantes*. La secuencia de estas tipologías refleja también una cronología aproximada de la evolución de la construcción de los puentes. La más básica es el puente de viga, que puede resultar tan simple como un tronco colocado sobre un arroyo. La construcción de un arco implica un grado mayor de conocimiento constructivo, y los de ménsula requieren un conocimiento avanzado de ingeniería. Aunque existen ejemplos primitivos de puentes colgantes, los actuales son capaces de salvar grandes distancias y suelen suponer un reto constructivo. Otras tipologías resultan de una variación o una combinación (puentes híbridos) de estos cuatro básicos, como los puentes atirantados*, los de celosía* o los móviles*. es

Nota de alcance

Los puentes son elementos estratégicos e hitos significativos en la ordenación territorial y urbana. Desde los puentes romanos, en algunos casos todavía útiles, hasta las más complejas construcciones contemporáneas que unen islas, costas, orillas de ríos caudalosos o aquellos que salvan grandes desniveles de terreno y que, en cualquier caso, han estado ligadas a las principales rutas de comunicación (Puente de Alcántara, en Cáceres o los puentes sobre el Bidasoa que unen Irún con Hendaya). La fundación urbana del puente es también fundamental, muchos puentes dan nombre a importantes asentamientos, como el de Mostar en Bosnia. Otras veces unen dos núcleos de población creando una sola ciudad (Budapest); se convierten en elementos clave de la trama urbana, como en Venecia; las civilizan (Puentes sobre el Sena en París); o les proporcionan algunas de sus más claras señas de identidad (Puente de Brooklyn en Nueva York o Ponte Veccio en Venecia). En multitud de casos, los puentes se convierten en verdaderos alardes constructivos con los más diversos materiales, ello unido a la evolución de la ingeniería. Pueden variar según el material utilizado y su estructura. Los primeros, simples troncos, se remontan a la Edad del Bronce. En Babilonia se construyeron sobre pilas de ladrillo* (1800 a.C.). Los romanos abandonaron la práctica oriental de desviar los cauces y desarrollaron, gracias a la multiplicación de pilas y estribos intermedios y el arco de medio punto*, imponentes estructuras de madera y piedra (acueductos*). En la Edad Media y en el Renacimiento, se cubrieron para ofrecer refugio o albergar tiendas, a la vez que se fortificaron con almenas*, torres*, etc. A partir del siglo XIX, se incorporaron nuevas técnicas de ingeniería, y el uso del hierro y del hormigón armado permitió mayor resistencia y luz. En la actualidad, existen grandes obras de ingeniería como, por ejemplo, los diferentes tipos de puentes colgantes*. es

Referencias bibliográficas

[Denison, E. y Stewart, I. (2014), pp. 6-35]
[Paniagua Soto, J. R. (2009), p. 269]
[Plaza Escudero, L. de la (coord.) (2009), p. 64]
[Zoido, F. [et al.] (2013), pp. 315-316]

Término genérico