Búsqueda jerárquica Búsqueda alfabética
Diccionario de Bienes Culturales

Término: Bullring

Bullring en
Plaça de toros ca
Praza de touros gl

Definición

Lugar cerrado o circo* donde se lleva a cabo la lidia de toros, con posibilidad de acoger otros espectáculos y usos festivos con un público numeroso (conciertos, eventos deportivos, etc.). En general, en la actualidad se trata de plazas circulares con amplios tendidos* y palcos* dispuestos en dos pisos* para acomodar a un gran número de espectadores. Se distinguen tres tipos de espacios: el destinado a la lidia, el de los espectadores y el de los servicios. También se denomina "coso" (del latín cursus: carrera, corrida, porque es el lugar donde se corren los toros). es

Nota de alcance

El origen de las plazas de toros se encuentra en las prácticas de la Antigüedad clásica mediterránea, en los juegos y combates circenses con animales salvajes, para los que también se construyeron edificios específicos, como los circos y anfiteatros*. Como edificio singular urbano, la plaza encuentra su máxima expresión en España y Portugal, implantándose en otros países de América Latina. Pero el lugar de celebración de estos festejos, a veces, se realiza no en edificaciones propias para tal fin si no en espacios libres urbanos o en instalaciones efímeras destinados de manera ocasional para celebración de corridas (la plaza de San Marcos en Venecia). En las plazas mayores* de Madrid, Salamanca, Valladolid o en la Corredera de Córdoba se celebraron corridas en etapas en que estos mismos lugares también acogían ceremonias religiosas, ajusticiamientos y homenajes políticos. Aún hoy se conserva este uso en muchos pueblos que, a veces, ofrecen un conjunto monumental, como Chinchón o Tembleque. En España, las plazas de toros más antiguas son espacios libres urbanos acondicionados con algunas construcciones permanentes para tal fin; se realizan a finales del siglo XVI y durante el siglo XVII (Miranda del Castañar o la de Béjar, apodada "La Ancianita", en Salamanca o Peñafiel en Valladolid). En ocasiones, el rito taurino se celebraba junto a santuarios*, iglesias* y ermitas*. También es frecuente que el coso taurino forme parte de castillos* y fortalezas*, como en Fregenal de la Sierra, Barcarrota, Segura de la Sierra, etc., donde la arena servía de patio de armas. Entre los cosos improvisados en las plazas urbanas y los modernos, creados en exclusiva para la lidia, existe una fase intermedia: la construcción de edificios residenciales que delimitan un espacio ochavado en cuyo interior se celebran los festejos taurinos (antiguas plazas de Tarazona, La Carolina, Priego de Córdoba, Archidona, etc). El auge de estos espectáculos en el siglo XVIII aconsejó la construcción de edificios especiales consagrados a las corridas; en Almadén (Ciudad Real) se levanta uno de los primeros cosos taurinos exentos y con funcionalidad estable para dicho uso, aunque también destinado a viviendas en su parte edificada. Pervivieron en algunos casos reminiscencias de la función militar y caballeresca de los toros. Así se explica que dos de las primeras plazas modernas fueran construidas por las maestranzas de caballería correspondientes: la de Sevilla (1754-1761) y la de Ronda (1785). En ambas se tendió a crear un espacio circular (la de Sevilla es oblonga) para evitar ángulos en los que pudieran aquerenciarse las reses. En otros casos, las plazas de toros dieciochescas olvidaron por completo la función religiosa y militar y se levantaron en exclusiva para el recreo popular y cortesano, ejemplos de ellas son el viejo coso de Madrid, junto a la Puerta de Alcalá (1754), el de Zaragoza (1764, reformado en 1917) o el de Aranjuez (1796), que se conserva en su primitivo estado. Este es el modelo que ha prevalecido sin cambios sustanciales hasta nuestros días. A finales del siglo XX y en el siglo XXI se han inaugurado numerosas plazas (palacio de Vistalegre de Madrid, San Sebastián, Moralzarzal, Illescas, etc.), que permiten también su uso como auditorio* musical o recinto deportivo. es

Referencias bibliográficas

[Cossio, J. M.ª de (1998), t. I, p. 581]
[Diccionario de la Lengua Española (2001), p. 1211]
[Domínguez Rodrigo, J. (2007), pp. 57-58]
[López Trigal, L. (2010), p. 301]
[Pedraza Jiménez, F. (2008), pp. 89-90]
[Zoidio, F. [et al] (2013), p. 291]

Términos no descriptores

Cós ca
Coso en
Coso gl

Término genérico

Términos relacionados

Términos similares en otras colecciones