Búsqueda jerárquica Búsqueda alfabética
Diccionario de Bienes Culturales

Término: Amphitheatre

Amfiteatre ca
Amphitheatre en
Anfiteatro gl

Definición

Del griego "amphi" (alrededor) y "théatron" (teatro), construcción de la Roma clásica de forma ovalada, elíptica y, en ocasiones, circular, con espacio central (arena*) rodeado de graderío ("cavea"*) y en la que se realizaban espectáculos públicos. En la actualidad, conjunto de asientos colocados en gradas semicirculares, que suele haber en las aulas y en los teatros*. En el anfiteatro clásico, galerías* y pórticos* al exterior facilitaban el ingreso y embellecían el edificio. Su forma se desarrollaba, al igual que en el teatro romano*, a partir de las tribunas provisionales de madera que, al principio, rodeaban el lugar de combate en el foro*. Curio el Joven construye en Roma (ca. 54-52 a.C.), bajo César (59-44 a.C.), el llamado "teatro doble", cuya planta se consigue por la unión de dos teatros giratorios de madera, convirtiéndose en una "cavea" cerrada por todos sus lados. En Pompeya surge entre 80-70 a.C. un teatro fijo para 20.000 espectadores. Esta construcción de piedra es el más antiguo ejemplo conservado, en el que se pueden distinguir la forma básica y el principio de organización de este tipo de teatro italo-romano. Tipo que alcanza su total madurez y su forma monumental en Roma con el anfiteatro Flavio, popularmente conocido como el Coliseo, construido por los emperadores Flavios Vespasiano (69-79 d.C.) y Tito (79-81 d.C.) en los años 70-80 d.C. Con 187,75 m. de longitud, 155,60 de ancho, 50,75 m. de alto; y una capacidad de aproximadamente de entre 45.000 y 55.000 espectadores. Su estructura y organización se convierten en el modelo del anfiteatro romano para el resto de las construcciones, tanto de las ciudades romanas (Verona) como el de sus provincias: Djem (Thysdrus, provincia romana de África, Túnez) o el de Arles y Nimes en el sur de Francia. Como elementos destacan: el óvalo de la arena, con 49x79,35 m. aproximadamente, compuesto, al igual que el de Pompeya, de segmentos de arcos de círculo. El área de juego reposa sobre un sótano de 7-12 m. de profundidad con pasillos*, rampas, escaleras*, elevadores, jaulas, cámaras y con un arsenal* para el equipamiento técnico y accesorios. La "cavea", igual que en el teatro, está construida con anillos concéntricos escalonados alrededor de la arena. Los espectadores se reparten según su clase social: un zócalo circular, con asientos y balaustradas* ricamente decoradas, era reservado para las personalidades relevantes, y los palcos en el eje transversal para los emperadores y tribunos importantes. En las gradas se sucedían la burguesía acomodada, la clase media, las mujeres y la masa del pueblo, ésta última ocupaba las plazas de pie bajo el pórtico del quinto piso. En la cornisa intermedia se colocaba una corona de mástiles para los toldos, que eran fijadas mediante consolas de piedra al coronamiento del muro*. El esquema constructivo equivale al de un teatro a gran escala. La superficie curva de la "cavea", que asciende formando un ángulo de 37º, descansa sobre un sistema de siete anillos concéntricos de arcadas de pilares, en parte superpuestas formando varios pisos, siguiendo el modelo de los acueductos*. Entre ellos, los muros radiales absorben el empuje de las bóvedas* y de las gradas, quedando ligados entre sí mediante bóvedas de cañón*, por encima y por debajo de las cuales acceden los tramos de escaleras a las distintas gradas. El anillo ovalado del zócalo, de 3,6 m. de altura, y los bajos soportes de las arcadas del deambulatorio* interior actúan como contrafuertes*, absorbiendo el empuje de la "cavea", que asciende de manera oblicua. En el extremo superior del pórtico del último graderío constituye la carga vertical compensadora. La cubierta de hormigón de la "cavea" reparte los empujes. Por su parte, el sistema estructural también ayuda a la organización de la afluencia de visitantes. Como en los teatros, la coincidencia de la enumeración de los billetes de entradas y de los anillos de distribución conduce a través de pasillos y escaleras hacia las entradas es

Nota de alcance

El anfiteatro estaba dedicado a las luchas entre gladiadores, a las luchas con fieras y a otros espectáculos análogos. Aunque de todos los juegos, los que más entusiasmaban al público romano fueron los primeros ("ludi gladiatorii"). Tienen su origen en los juegos etruscos consagrados a los muertos y son adoptados por la sociedad romana, en 264 a.C., como juegos en conmemoración de los muertos de las familias nobles. En el año 105 a.C. el Senado los autoriza como espectáculo público. A partir de 186 a.C. se añaden los simulacros de cacerías ("venationes") y más tarde las batallas navales ("naumachiae"). es

Referencias bibliográficas

[Calzada Echevarría, A. (2003), p. 54]
[Camino Olea, M.ª S. [et al.] (2001), p. 47]
[Ching, F. D. K. (2005), p. 251]
[Gómez Ordóñez, J. L. (2002), p. 196]
[Müller, W. y Vogel, G. (2006), vol. 1, p. 241]
[Paniagua Soto, J. R. (2009), p. 44]
[Plaza Escudero, L. de la (coord.) (2009), pp. 50-51]
[Roth, M. (2013), pp. 246-248 y p. 569]

Término genérico

Términos específicos