Búsqueda jerárquica Búsqueda alfabética
Diccionario de Bienes Culturales

Término: Museum

Museo gl
Museu ca
Museum en

Definición

Edificio destinado a la exposición de obras de arte o colecciones científicas; en su origen, "templo de las musas", diosas griegas inspiradoras de las artes y del saber. Conforme a los estatutos del ICOM (Consejo Internacional de Museos) adoptados durante la 22ª Conferencia General de Viena (Austria) en 2007, "un museo es una institución permanente, sin fines de lucro, al servicio de la sociedad y abierta al público, que adquiere, conserva, estudia, expone y difunde el patrimonio material e inmaterial de la humanidad con fines de estudio, educación y recreo". Dichas instituciones, siguiendo las indicaciones emanadas de la UNESCO y del Ministerio de Cultura y Deporte, se clasifican- según la temática- en: casa-museo*, arqueológico, arte contemporáneo, artes decorativas, bellas artes, ciencia y tecnología, etnografía y antropología, historia, de sitio, o general. La construcción* contendrá una serie de espacios ordenados, en general, en función de su titularidad: público o privado, así como de la presencia o ausencia en su interior de colecciones permanentes, de áreas públicas o privadas. Se entiende por espacio público aquel destinado a los visitantes (vestíbulo*, salas de exposición, biblioteca*, salas de investigadores, venta de billetes, guardarropía, servicios sanitarios, tienda, cafetería, etc.), y por espacio privado, el dedicado a la gestión administrativa de las colecciones, incluyendo los almacenes*, despachos de dirección y técnicos de museos, restauradores, documentalistas, dibujantes, fotógrafos, personal administrativo, etc. Las necesidades básicas del inmueble responden a la adaptación al entorno, accesibilidad de las personas y de los bienes culturales, diversidad y singularidad de los diversos tipos de espacios interiores, circuitos y relaciones entre los mismos, mantenimiento de niveles de seguridad, flexibilidad y sostenibilidad de los espacios, así como su adaptación al contenido del centro, control de la iluminación y desarrollo de las instalaciones necesarias para el cumplimiento de sus funciones. Por otra parte, el edificio ha de favorecer: un adecuado asentamiento en la ciudad; conseguir una correcta presentación de la institución ante el público; recibir a éste sin barreras y protegerlo de todo peligro, permitiendo al mismo tiempo una adecuada circulación de los distintos grupos de visitantes; recibir, presentar y alojar en las mejores condiciones los bienes culturales que conserva, garantizando, al igual que a los visitantes pero independientemente de éstos, una correcta circulación de las colecciones, teniendo en cuenta los distintos tipos de piezas que la forman, lo que requiere un diseño propio en cuanto a escaleras, pasillos*, aparatos elevadores en lo relativo a resistencia de carga, dimensiones, revestimientos, etc. Además de lo expuesto, el inmueble deberá permitir el desarrollo de las funciones de incremento, conservación, restauración, investigación y difusión de las colecciones; así como reunir todas las condiciones recogidas en la normativa sobre seguridad e higiene del trabajo para su personal. es

Nota de alcance

Un museo es a la vez contenido (colecciones) y contenedor (arquitectura). Las transformaciones conceptuales del museo han tenido una traducción arquitectónica recurrente a lo largo de los siglos de historia de la institución. Espacios arquitectónicos influidos, pero a su vez comunicadores, de una serie de cuestiones que extralimitan la disciplina, lo que implica una indagación en la dimensión semántica. Calificativos como templo*, foro*, laboratorio, espectáculo, se relacionan con las misiones atribuidas al museo, pero también con su arquitectura. Si la creación del primer mouseion, fundado en Alejandría por los reyes de Egipto en la baja Antigüedad griega, con el propósito de tesaurizar y conseguir la posesión material de todo el patrimonio escrito universal (en su interior se llegó a almacenar entorno al medio millón de rollos de papiro), aportó al reino de los Ptolomeos la dimensión universal que había alimentado el sueño de Alejandro Magno, la ambición de dominar la memoria del mundo, griega y no griega. En la actualidad, las arquitecturas construidas para estos centros, así como las intervenciones que han transformado en museos edificios construidos para otros fines, han alcanzado un protagonismo público, convirtiéndose en elementos de relevancia social, piezas de referencia para estudiosos de la arquitectura, hitos urbanos considerados monumentos o visita obligada para el turismo cultural. Un campo de innovación al que se le ha concedido una atención creciente ha sido el de las condiciones espaciales y arquitectónicas de presentación de los contenidos del museo, "la preocupación por el envoltorio", ya se trate de una galería de arte, de las ampliaciones de edificios preexistentes o de la construcción íntegra de un nuevo centro. Este hecho se ha convertido en uno de los más relevantes de la nueva era: el amplio y gran desarrollo de una arquitectura específica, de gran calidad y espectacularidad, que ha permitido, por lo general, reconceptualizar el museo haciéndolo más versátil. es

Referencias bibliográficas

[Bolaños, M. (2002), pp. 11-19]
[Cageao Santacruz, V.M. (2008), pp. 101-102 y pp. 108-109]
[Fuente Pérez, M.ª J. (2000), pp. 58-59]
[Gutierrez Usillos, A. (2012), pp. 53-55]
[Layuno Rosas, M.ª A. (2004), pp. 11-12]
[Martínez de Sousa, J. (2004), p. 673]
[Ortega Nuere, C. (2010), p. 257]
[Zoido, F. [et al.] (2013), pp. 242-243]
[Zubiaur Carreño, F.J. (2004), pp. 124-129]

Término genérico