Búsqueda jerárquica Búsqueda alfabética
Diccionario de Bienes Culturales

Término: Stained glass

Stained glass en
Vidreira gl
Vidriera ca

Definición

Bastidor* elaborado a partir de pequeñas piezas de vidrio teñido mediante la adición de sales metálicas durante el proceso de fabricación. Es utilizado como elemento decorativo de cierre en vanos*, así como en puertas* y ventanas*, asumiendo por lo general valores decorativos y espaciales. El proceso de diseñar una vidriera comenzaba con su patrono. Muchos diseños que, como, los escultóricos, eran de naturaleza religiosa, fueron ideados por clérigos. Los requisitos del patrono podían consagrarse en un dibujo que servía de base para el diseño final del vidriero y éste, a su vez, dependería de la forma de tracería* del vano*. Su elaboración exige varias fases: el boceto* en cartones o sobre madera; la fabricación de los vidrios en un horno donde se funden potasa, sílice y óxidos metálicos que le dan color; el recorte del vidrio en trozos, pintando con grisalla los grafismos necesarios (rostros, cuerpos, etc.), que penetran en la pasta vítrea al introducirse de nuevo en el horno. Por último, la colocación de las piezas en el armazón emplomado. Aunque la vidriera está vinculada a la arquitectura, en cuanto a su función como cerramiento de puertas y ventanas, en realidad forma parte de las artes decorativas. Aunque ya existieran en las basílicas* paleocristianas y en el Románico (Basílica de Sant Denis), adquirieron su apogeo en el Gótico al permitir muros traslúcidos, uno de los ejemplos más representativo se encuentra en la capilla alta de la Sainte Chapelle de París. A su vez, la vidriera cumplía las funciones didácticas de la pintura mural. Los vidrios emplomados del siglo XIII, representaban la forma de un mosaico* de gran colorido, con espacios dedicados a escenas y figuras* religiosas, históricas o simbólicas (Catedral de Chartres). En el siglo XIV, aumentaron de tamaño y ganaron naturalidad (Catedral de San Vito, Praga). En el Renacimiento, son menos transparentes y brillantes al estar realizadas de una sola pieza de vidrio incoloro, que se pintaba con esmalte gris y posteriormente con otros colores. En el siglo XIX, especialmente con el Art Nouveau, resurge el arte de la vidriera gracias a la recuperación de las antiguas tradiciones artesanales. En el siglo XX, la fascinación por estas piezas está representada por pintores como Chagall o Roualt. es

Nota de alcance

En cuanto a su vertiente más didáctica, los temas de las vidrieras, al igual que la de los grandes diseños de la escultura* y pintura figurativa*, fueron destinados sobre todo a la instrucción de los feligreses iletrados. Así, las vidrieras en el arte cristiano simbolizan los muros enjoyados del Cielo que se describen en la Biblia*. El Libro del Apocalipsis describe los muros de la Ciudad Celestial compuestos de seres humanos glorificados que, desde dentro, irradian la luz de Cristo. Las escenas y narraciones bíblicas, las vidas de los individuos significativos (santos y mártires) y, por encima de cualquier otro, la vida y pasión de Jesús, fueron los temas más escogidos. Todos ellos se tejían sobre un tapiz de color traslúcido que permitía atisbar el Reino Celestial y la vida eterna que podía conferirse al cristianismo. Tales diseños, sin embargo, no estuvieron siempre presentes. Así, por ejemplo, los cistercienses, cuyas ideas calaron en la arquitectura gótica y que son conocidos por su actitud purista con respecto a la ornamentación, prohibieron el uso del vidrio coloreado y la representación figurativa, usando en su lugar otro tipo de vidriales como la grisalla. es

Referencias bibliográficas

[Hislop, M. (2013), pp. 208-211]
[McNamara, D. R. (2012), pp. 222-229]
[Paniagua Soto, J. R. (2009), p. 330]
[Plaza Escudero, L. de la (coord.) (2009), p. 414]

Término genérico

Términos específicos

Buscar Stained glass en la Red Digital de Colecciones de Museos de Espa�a