Búsqueda jerárquica Búsqueda alfabética
Diccionario de Bienes Culturales

Término: Mèkórà

Mèkórà ca
Mèkórà en
Mèkórà gl

Definición

Idiófono fang (Guinea Ecuatorial) o cascabel* de golpe indirecto, sacudidos en suspensión y ensartados sobre una piel. Está compuesto por castañas secas africanas (de la planta akot), ensartadas en cordel vegetal para ritos y danzas. La faja de piel, con la que se sujeta el instrumento al tobillo o rodilla, tiene forma rectangular, con orificios para enganchar cuerdas vegetales de las que penden las castañas. Osorio describe el "mèkórà" de piel de antílope y con tiras en la parte inferior de la propia piel para ensartar los frutos secos terminando cada tira en un nudo (1886: 335). es

Nota de alcance

Entre los fang, los "àkórà" (plural de "mèkórà") se colocan en los tobillos, en la danza "mèkòm" y "ónzìlà" (baile femenino, a veces violento o erótico, en el que se imitan movimientos de animales, utilizando en su indumentaria pieles de animales). Al entrechocar producen un sonido parecido a las castañuela*s. La cáscara es del fruto del árbol eyuemé. También se usan, colocadas en las rodillas, en el baile "mèngân" o "mengana", y en la danza "àkòmà mbàà", así como en los bailes de iniciación. El sonido de las castañas secas produce una vía más fácil de comunicación con el Más Allá. Los cascabeles "mèkórà" los usa el hombre de conocimiento o brujo para ahuyentar a los malos espíritus, tocando el cuerno"`nlàk-ngít" sin "mèkórà" y recorriendo el poblado las noches de luna llena (Aranzadi 1998: 162). El sonido, como puerta que abre paso al mundo espiritual, está presente en diversas culturas y épocas. En los cultos animistas, las sonoridades diversas que se obtienen con los elementos naturales de su entorno se captan y se interpretan como el lenguaje de los seres invisibles y de los espíritus que animan todas las cosas. Los materiales del bosque son utilizados en su variedad, en función de la utilidad para la música y la danza, por su forma, color, densidad o dureza, así como por el resultado sonoro que se quiere obtener. En algunos casos, los instrumentos están unidos a la danza y rara vez se tocan solos. Algunos sólo tienen sentido en relación a ella, como los "àkórà". Las fibras vegetales se utilizan generalmente en las danzas para cubrir el cuerpo y el sonido producido por el roce vegetal es similar a un susurro. En África central, según Pepper, este roce de fibras tiene una sonoridad atribuida a los espíritus que habitan los bosques (1950: 1). es

Referencias bibliográficas

[Aranzadi, I. de (2009), pp. 25-26, pp. 50-51, p. 56, p. 247, p. 249 y p. 262]
Buscar Mèkórà en la Red Digital de Colecciones de Museos de Espa�a