Búsqueda jerárquica Búsqueda alfabética
Diccionario de Bienes Culturales

Término: Ball marker

Ball marker en
Marcador de pelota gl
Marcador de pilota ca

Definición

Objeto ritual cilíndrico de piedra tallado en alto relieve de la cultura maya, relacionado con el Juego de pelota. Los relieves* suelen representar escenas relacionadas con este juego ceremonial y todos los elementos asociados al mismo; jugadores con protectores, pelota* de caucho o la columna* glífica que hace, normalmente, alusión al juego y a los títulos de un personaje importante. es

Nota de alcance

El Juego de pelota más que un deporte competitivo era una ceremonia sagrada en la que renacían los mitos básicos, especialmente la lucha entre los héroes gemelos, Hunahpú e Ixbalanqué, y los Señores del Inframundo. Los orígenes están plasmados en escritos de carácter mitológico, siendo el texto más célebre y difundido el del "Popol Vuh", el libro sagrado de los mayas "K´iche´". Su práctica se remonta a tiempos remotos, ya que se han encontrado campos para el juego en contextos del Periodo Formativo datados varios siglos antes de la era cristiana, en Cerros (Belice), Abaj Takalik (Guatemala) y otros lugares. El invento de la pelota de hule maciza y el hallazgo de la posibilidad de golpearla de un lado para otro, sugirió a los mayas el aparente movimiento reiterativo de los astros por el firmamento, sobre todo el itinerario del sol. De este modo, cuando desarrollaron un ritual que reproducía las condiciones en que tuvo su origen tal movimiento, y con él el tiempo (concierto de la vida y llave de la existencia), idearon un juego de competición que se realizaba sobre un terreno delimitado por unos muros verticales y unas banquetas en talud. Dos equipos contendientes se arrojaban la gruesa y pesada bola haciéndola golpear contra las paredes y, en ocasiones, tratando que penetrara por unos anillos empotrados en los muros laterales. Era la escenificación del duelo cósmico que protagonizaron Hunahpú e Ixbalanqué en el reino de Xibalbá, y cuyo desenlace favorable les permitió convertirse en el sol y ascender a los cielos, saliendo del estado de muerte transitoria en el que cae todo el que desciende a ese abismo infernal. Con el Juego de pelota los señores de las ciudades de la selva aseguraban la continuidad del prodigio, y la decapitación con que finalizaba el encuentro subrayaba la abundancia de vida que el sol debía prodigar con su presencia y su desplazamiento. es

Referencias bibliográficas

[Los Mayas. Ciudades Milenarias de Guatemala (1999), p. 94]
[Rivera Dorado, M. (1999), p. 55]

Término genérico