Búsqueda jerárquica Búsqueda alfabética
Diccionario de Bienes Culturales

Término: Stronghold

Plaça forta ca
Praza forte gl
Stronghold en

Definición

Lugar con una situación estratégica especial y fundamentalmente preparada para resistir un asedio prolongado. Partiendo de las estrechas murallas* medievales, y debido al desarrollo y mejora de la artillería, derivadas del empleo de la pólvora, durante los siglos XVI al XVIII se fue imponiendo en Europa la necesidad de aumentar los recintos defensivos de las ciudades. El ingeniero francés Vauban fue el impulsor de un nuevo sistema de fortificación, caracterizada por un trazado quebrado y una mayor anchura de las defensas, que incluían baluartes*, glacis* y construcciones progresivamente complejas, como revellines lunetas y hornabeques*. Además de las murallas abaluartadas y el artillado, una plaza fuerte disponía de una numerosa guarnición militar capaz de disuadir al hipotético enemigo. Los asedios podían ser prolongados, por lo que la plaza fuerte debía poder acumular abundantes reservas de víveres y armamento, muchas veces custodiados en las ciudadelas*, o recintos ultradefensivos de nueva construcción. Se ubicaban en las zonas fronterizas para impedir o dificultar el avance de ejércitos enemigos. Para mejor asegurar la defensa, en las plazas fuertes había importantes servidumbres militares, tanto encaminadas a facilitar un rápido movimiento de tropas en el interior del recinto amurallado, como a conservar libre de construcciones el entorno inmediato de la ciudad, para que el atacante no se pudiera fortalecer en ellas. es

Nota de alcance

Así concebidas, las plazas fuertes tuvieron un gran protagonismo en los conflictos europeos, sin embargo su importante papel se fue reduciendo a partir de las guerras napoleónicas, y acabaron por mostrarse inoperantes ante los rápidos progresos de la artillería, ya en la guerra franco-prusiana de 1870. Con posterioridad, la estrategia militar dispuso defensas externas a las ciudades, denominadas campos atrincherados o fuertes avanzados, pero su virtualidad nunca sobrepasó el siglo XIX. Con el paso del tiempo, las construcciones militares de las antiguas plazas fuertes pasaron a estimarse por su valor histórico y arquitectónico y de un modo progresivo han ido obteniendo la consiguiente consideración monumental, entrando en los Planes Nacionales de conservación de algunos países. En la Península Ibérica destaca la conservación de una notable red de plazas fuertes en la frontera hispanoportuguesa. es

Referencias bibliográficas

[Zoidio, F. [et al] (2013), p. 291]

Término genérico

Términos relacionados

Buscar Stronghold en la Red Digital de Colecciones de Museos de Espa�a